Print This Post

EL CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO PARA LA CONSTRUCCION, Y CONVENIO SECTORIAL DEL AÑO 2012.

EL CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO PARA LA CONSTRUCCION,  Y CONVENIO SECTORIAL DEL AÑO 2012.

En Rumanía el sector de la construcción está sometido al Convenio Colectivo de Trabajo (CCM), a nivel de rama (rum. “ramura”), el cual se firmó el 5 de diciembre de 2007, llevando el número 631. Su validez inicial era para los años 2008/9, y fue registrado en el Ministerio de Trabajo con el número 631/17/5.12.2007, prorrogado por acto adicional nro. 2 publicado en el Boletín oficial de Rumanía de 16 de febrero de 2011, registrado en el Ministerio con el nro. 75 de 10.02.2011, válido hasta este mes de febrero. Hasta nueva negociación por rama, se ha aprobado un convenio sectorial este mismo año, como explicamos más adelante.

La negoción la llevaron a cabo la Asociación Rumana de Empresas de Construcción (ARACO), la más representativa a nivel de rama,  y por parte de los trabajadores, las asociaciones FAMILIA, y Federación Nacional de Sindicatos de Construcciones de Montaje, “Anghel Saligny” y la Federación de Sindicatos de Constructores ferroviarios y Vías de Comunicación de Rumanía.

Actualmente, con la asociación Familia, el sindicato ARACO, al que está afiliado, entre otras 341 empresas, por ejemplo, FCC CONSTRUCCIONES BARCELONA, SUCURSAL BUCURESTI, APOLODOR COM IMPEX,SRL,  LAFARGE CIMENT ROMANIA, S.A.,  ha firmado un ACUERDO SECTORIAL para los años 2012 y 2013.

Hasta el día 10 de febrero, y si se prorroga el existente, a nivel colectivo, conforme al Acto Adicional nro. 2 del Convenio mencionado más arriba, el  salario mínimo por economía para una jornada de 170 horas está en la rama construcción establecido en 700 leis, (ya desde el año 2009 estaba en 650 leis), es decir,  4,1176 lei/hora, y los coeficientes de jerarquización (así llamados a los coeficientes por puesto de trabajo establecidos en Rumanía), en el trabajo, obligatorio para toda empresa constructora, son acomodados a esa misma suma y desde ese Acto Adicional del 2011, están como sigue:

a)      Trabajadores: 1) no calificado: 1; 2) calificado: 1,2.

b)      personal administrativo encuadrado en funciones para las que son necesaria preparación: de 1) bachillerato normal (rum. liceal): 1,2; 2)  superior: 1,25;

c)       personal especializado 1) con escuela de maestría: 1,3. 2) estudios superiores de corta duración: 1,5;

d)      personal con estudios superiores: 2.

El coeficiente de solarización se aplica al salario base mínimo negociado a nivel de unidad, en los contratos colectivos de trabajo a este nivel, y allí se establecen los coeficientes para cada categoría de trabajador, que debe partir del mínimo antes mencionado.

Existe un plazo de 30 días naturales para que las partes lleguen a un acuerdo a nivel de rama de la construcción, para actualizar al nuevo salario mínimo, como otras modificaciones del CCM, éste, siendo aplicable directamente si transcurre sin acuerdo la jerarquización legal.

En el CCM de construcción, sin embargo, es salario mínimo negociado era ya de 700 leis, por lo que no debe ser modificado.

Otras exigencias del CCM, específicas en la construcción, son, entre otras:

  • El contrato individual de trabajo debe ser escrito, en caso contrario será indeterminado, y solo puede ser determinado excepcionalmente en las circunstancias tasadas siguientes: a) sustitución de un trabajador, b) crecimiento temporal de las actividades de la empresa, c) desarrollo de actividades de carácter de temporada; d) en casos legales para evitar los casos de desempleados; e) en otros casos legales especiales de favorecimiento para trabajos, proyectos o programas; f) aquellos que en 5 años van a ser jubilados; g)ocupar puestos de quienes ocupan cargos sindicales o en organizaciones no gubernamentales; h) jubilados que pueden acumular pensión con salario.
  • La derivación del trabajador a otra empresa (rum. detasarea), si modifica el tipo de trabajo se hace sólo mediando consentimiento del trabajador.
  • El trabajador puede resolver el contrato individual de trabajo (CIM),  con 15 días de antelación si tiene funciones de ejecución,  o 30 días para directores.
  • Las medidas de despido colectivo vienen reguladas minuciosamente, dando facultades al sindicato de tipo consultivas previas, orientativas durante la negociación y obligatorias en su decisión final relativas a las siguientes situaciones de trabajadores: a) personas únicas sostenedoras de familias, b) empleados que les restan solo 3 años para jubilarse, c) trabajadores que vuelven del desempleo,  al que llegaron por disminución de actividades de la empresas, y que no tienen periodo de cotización de 12 meses en los 24 meses últimos.
  • El empresario debe pagar, si la causa del despido no le es imputable al trabajador, una indemnización del 50% del salario mínimo bruto, además de los derechos que le correspondan.
  • No puede hacer nuevas contrataciones libres el empresario durante 9 meses.
  • Trabajadores con 10 años de antigüedad reciben un mes de gratificación a la jubilación.
  • En los casos de condiciones especiales de trabajo, deben asegurarse gratuitamente comida, medicamentos, equipos de protección, materiales higiénico sanitarios y, además de los extras al salario base, jornada reducida, vacaciones suplementarias, dejando su medida al convenio por unidad.
  • Para revenir a condiciones normales de trabajo, aquellos que salen de esas condiciones especiales, tendrán derecho a dos meses de los extras que venían percibiendo, y alimentación especial para su recuperación.
  • Revisión médica anual, además de la del momento de ser contratados.
  • Los extras por condiciones de trabajo se dividen en condiciones duras: 10%; peligrosas, 10%; penosas, 25%; y nocivas, 10%. Por trabajo en calle, 5 lei por día efectivo trabajado; y como máximo, el 50% por altas funciones; por antigüedad, mínimo 5% a los 3 años, y superando los 20 el 25%; trabajos nocturnos, 25%; de hasta el 100% respecto a las horas extras, pero no menos de 75% del salario base; por horas trabajadas sistemáticamente sobre la jornada, máximo 25%.
  • Las interrupciones técnicas se pagan con el 75% del salario base.
  • Jornada: 10 horas. Semanal 48 en un año. La jornada se determina en función de las naturaleza de los trabajos que se desarrollan normalmente al aire libre, de modo que teniendo en cuenta que en periodo de invierno no se pueden prestar, para los que cotizan a la Casa social de Constructores, y productores, de materiales de construcción, la jornada normal es tomada del siguiente modo:
  • Hasta 10 horas al día para los periodos de abril a octubre, y  en periodo de 1 noviembre al 31 de marzo, se efectua vacaciones de descanso conforme a los programas, aplicándose las previsiones de la Ley 215/1977.(relativa a los grupos de trabajo duros y peligrosos, clases I,II y III de trabajo).
  • Las horas extras se pagan en los 30 dias siguientes a su prestación, con horas de descanso pagadas.  Si no es posible, en el plazo mencionado, se paga el extra salarial, previsto y mencionado anteriormente. Si no sobrepasan las 48 horas semanales no se consideran suplementarias.
  • Además de los días de fiesta legales, se establece el “Día del Constructor”, que es el último sábado del mes de julio, día en que no se trabajará.
  • Puede tener el trabajador de la construcción un año de vacaciones no pagadas además de las legales, para atender al hijo recién nacido.

 

El Convenio sectorial más arriba mencionado, trae novedades para las empresas asociadas al patronato y las personas asociadas al sindicato, que comentaremos en otra ocasión, como por ejemplo, duración de ocho horas de la jornada de trabajo ordinaria, salario mínimo de 650 leis, (se entiende que las negociaciones se efectuaron antes que el Gobierno a partir de este año 2012, lo estableciera en 700 leis. Otras novedades son: Ampliación del plazo de preaviso en caso de dimisión del trabajador, de los directivos a 45 días y 20 para los que tienen funciones operativas a 20, y preaviso de 20 días por despidos no imputables a los trabajadores. Las medidas de mejora de las condiciones de trabajo se aconseja la apelación a la “Casei de Siguranta in Mediul de Munca a Constructorilor” (CASIMMCO),  organismo creado por los asociados en el marco del “Sistema de Autoreglamentación sectorial en Construcciones (SASEC)”, que organizarán campañas de formación y concienciación a los trabajadores en los talleres. Se mantienen los extras del CCM de la rama antes mencionados en su integridad.

 

.