NOVEDADES EN EL ÁMBITO DE LAS OBLIGACIONES DE REGISTRO A LAS QUE ESTÁN SOMETIDAS LAS SOCIEDADES MERCANTILES.

Con la entrada en vigor de la Ley 223/2020, Rumanía se alinea con la normativa de otros países europeos y elimina finalmente un requisito que ha resultado ser excesivo para el funcionamiento de las sociedades de responsabilidad limitada.

La nueva ley modifica la ley sociedades mercantiles en el sentido de suprimir el requisito de respetar el derecho de los terceros a formular oposición dentro del procedimiento de cesión de participaciones sociales. Concebida como una medida de protección para los acreedores (especialmente para la recuperación de créditos fiscales), el plazo para la oposición a la transmisión de participaciones sociales resultó ser una medida excesiva, con marcado tono burocrático, que obligaba a seguir un largo y costoso trámite, así como, la resolución de numerosas causas ante los tribunales.

Las modificaciones introducidas persiguen satisfacer las necesidades de un entorno empresarial cada vez más dinámico y más enfocado a la eficiencia de las transacciones e inversiones (tanto con carácter nacional como internacional).

En definitiva, la Ley 223/2020 aporta los siguientes elementos de novedad:

-Suprime el requisito de la existencia de un capital social mínimo para la constitución de una sociedad de responsabilidad limitada. La nueva ley se limita a disponer que el capital social de una sociedad de responsabilidad limitada se divide en participaciones sociales de igual valor.

-Suprime el requisito de registro previo ante las autoridades fiscales del título que acredita la propiedad del lugar de sede social; conforme a la nueva redacción este trámite se realizará de oficio.

-Exime a las sociedades de responsabilidad limitada de la obligación de proveer de la prueba del desembolso del capital social.

-Suprime el requisito de observar el respeto de un plazo para la oposición de terceros ante la decisión de los socios de ceder una parte del capital social a una persona fuera de la sociedad.

-Simplifica el procedimiento para la cesión de participaciones sociales a terceros de una sociedad de responsabilidad:

  • Deja libre la vía para que los socios de una sociedad de responsabilidad limitada establezcan su propio criterio de mayoría para la aprobación de la decisión de cesión de participaciones sociales.
  • Suprime otros requisitos dentro del procedimiento para la cesión obligatoria de participaciones sociales a terceros. Se elimina el procedimiento de oposición, la cesión de participaciones operara en base a la decisión de los socios adoptada mediante el acta constitutivo.

Av. Niculae Naomi

ACUERDO DE ASOCIACIÓN

Uno de los elementos fundamentales del proceso de registro de una sociedad es la concepción de los Estatutos Sociales, tal y como establece la Ley 31/1990. Los estatutos sociales están diseñados para proteger y asegurar el buen funcionamiento de la sociedad. ¿Pero qué haces si quieres tomar precauciones adicionales para protegerte como socio?

Sencillo: concluir un Acuerdo de Asociación (o Shareholders Agreement) con los demás socios.

Un Acuerdo de Asociación es un contrato entre los socios de una sociedad. Su propósito es regular la relación entre ellos para evitar abusos, malentendidos y posibles litigios, factores todos que pueden conducir al fracaso de un negocio.

Por lo general, el Acuerdo de Asociación incluye cláusulas que regulan aspectos de la gestión de la empresa, la venta de acciones o la protección de socios minoritarios.

Desde un punto de vista legal, el estatuto social es suficiente para formar una empresa. Sin embargo, existen algunas diferencias principales entre un acuerdo de asociación y un estatuto social.

El estatuto social:

  1. es un documento público que debe registrarse en el Registro Mercantil.
  2. Su propósito es proteger a la sociedad. Por tanto, las disposiciones relativas a la conducta de los socios entre ellos son inexistentes.
  3. La ley establece que sus modificaciones y las decisiones que se tomen en base a ella deben ser validadas únicamente por mayoría simple o mayoría cualificada (75%). Esto puede plantear problemas para los socios con minoría en la sociedad, ya que la ley no prevé ningún mecanismo de protección.

Acuerdo de asociación:
1. Se concluye solo entre socios. Eso significa que es un contrato privado.
2. Su finalidad es proteger a los socios.
3. El acuerdo podrá regular en detalle la forma en que se toman las decisiones. En resumen, un Acuerdo de Asociación garantizará que la relación de los socios siga siendo buena.

El Acuerdo de Asociación es un contrato independiente. Así, como en el caso de cada contrato, para que sea válido, cada socio debe firmarlo. Los socios son libres de “configurar” la dimensión punitiva del contrato para minimizar el riesgo de incumplimiento de sus términos.

Cada Acuerdo de Asociación, como cualquier otro contrato, debe negociarse y redactarse de manera que refleje y cumpla con los hechos. Sin embargo, existen algunos principios básicos a seguir, así como los tipos de cláusulas que generalmente se encuentran en los Acuerdos de Asociación.

El acuerdo se basa en unos principios a seguir, como por ejemplo resolver los posibles conflictos y regular la gestión de la empresa. Con respecto a las cláusulas que reflejan los principios, a modo de ejemplo mencionamos:

Cláusulas que cambian el quórum. Como se mencionó anteriormente, la ley estipula que la mayoría de las decisiones las toma la Junta General de socios con mayoría simple, incluido el nombramiento del director. No obstante, un acuerdo de asociación podrá prever que tales decisiones se tomen por mayoría cualificada. Esta cláusula es especialmente útil para la protección de socios minoritarios.

Un Acuerdo de Asociación, puede verse como una extensión de los estatutos sociales, pero con el propósito de proteger a los socios.

 

Av. Niculae Naomi

 

LA CESIÓN DE LAS PARTICIPACIONES SOCIALES

En una sociedad de responsabilidad limitada pueden darse diversas circunstancias que pueden cambiar la estructura de los socios, a través de la salida de un socio, cooptar a un nuevo socio o reestructurar el capital social.

Hay muchas situaciones en las que se puede utilizar una cesion de participaciones sociales por ejemplo cuando se quiere cooptar un nuevo socio o cuando uno de los socios quiere salir de la sociedad.

Para que una cesión de participaciones sociales sea oponible a terceros (ANAF, etc.), es necesario inscribir la operación en el Registro Mercantil. Sin embargo, la cesión de las  participaciones sociales no puede operar si ha sido prohibida mediante los estatutos de la sociedad.

En los casos en que la cesión de participaciones sociales se produzca entre los socios, ya sea que finalice con la salida de uno o más socios de la sociedad o con un cambio en la estructura del capital social, la operación se puede realizar rápidamente.

Cuando hablamos de la cesión parcial o total de acciones a personas ajenas a la empresa, el procedimiento de registro es complicado, al estar estructurado en dos etapas, la operación puede demorar hasta dos meses en algunos casos, calculado a partir de la presentación de documentos relacionados con la primera etapa en el Registro Mercantil hasta la emisión del certificado de registro de la cesión.

El elemento esencial de la primera etapa de dicha cesión es la presentación de la decisión de la Junta General de Accionistas o la Decisión del Accionista Único al Registro Mercantil. Después de la dicha verificación de esta y los formularios correspondientes, el Registro Mercantil comunica la decisión de la Junta General de Accionistas o la Decisión del Accionista Único al Boletín Oficial, para su publicación.Las personas interesadas benefician de un plazo de 30 días desde el momento de la publicación de la decisión en el Boletín Oficial de Rumania – Parte IV, para formular” una solicitud de oposición.

Transcurrido el plazo de 30 días antes mencionado sin que se presente oposición a la cesión, se podrá proceder a la segunda etapa de la operación, que también se realiza ante el Registro Mercantil, que implica la preparación de otros documentos, incluido el contrato de cesión.

En conclusión, la cesión de participaciones sociales puede resultar sumamente compleja, ya que la redacción del contrato de cesión es fundamental, y se recomienda que las partes involucradas utilicen los servicios de un abogado o asesor legal para tales operaciones.

CÓMO CERRAR UNA SOCIEDAD?

Independientemente de la situación, llega un momento en el que queremos cerrar una empresa ya sea por que  no nos llevamos bien con los demás socios o decidimos tomar caminos separados o simplemente la empresa ya no sirve a los intereses para los que fue construida.Sin embargo, aunque la creación de una empresa lleva 3 días, el procedimiento de cierre no es tan sencillo.

Las causas podrán ser distintas, respectivamente, el tiempo por el que fue creada la empresa llego a su fin o por decisión del accionista único o por decisión de la asamblea general o mediante la  declaración de la nulidad de la sociedad, etc.

La disolución de una sociedad se produce mediante el siguiente procedimiento: disolución, baja y, en caso de que sea necesario, por malos entendidos entre los socios, etapa intermediaria de la liquidación.

Cuidado! Debido a que la disolución de una empresa es una medida radical, la Ley también creó la posibilidad de suspender la actividad por un período de 3 años. Después de 3 años, se cierra automáticamente.

El cierre de la actividad de una empresa suele implicar el pago de aportaciones al presupuesto del Estado, al presupuesto de la seguridad social antes de los trámites de disolución, liquidación y cancelación, como tal debes identificar qué activos tienes en la empresa y qué deudas y pensar cómo distribuirlos entre los socios.

La disolución es la primera etapa en el cierre de una empresa y puede ser por ley o puede hacerse voluntariamente, mediante la decisión de los socios (respectivamente la decisión del único accionista). Las causas de disolución de la sociedad están reguladas por ley o establecidas en los estatutos.

Cuando la empresa tiene varios socios, existen situaciones en las que se puede solicitar la disolución de la empresa antes del vencimiento del plazo en los estatutos sociales (si hay mención expresa).

Si no hay unanimidad y no es posible llegar a la conclusión de una decisión AGA mediante la cual establecer la disolución, los socios que tengan intereses contrarios pueden acudir al Tribunal. Este puede ser el procedimiento de disolución más largo, que puede durar varios años. Existe una situación en la que los socios pueden ponerse de acuerdo sobre el liquidador, pero también puede acudir a los tribunales, que nombrarán al liquidador.

Sin embargo, si los asociados llegan a un acuerdo, hay que ir ante el Registro Mercantil donde se deben presentar varios documentos indicados por éste.

En cualquier caso, es necesario esperar 30 días desde la publicación en el Boletín Oficial de la modificación del acto constitutivo para poder oponerse y luego pasar a la etapa del cierre de la sociedad..

Transcurridos los 30 días, se puede iniciar el cierre de la sociedad, que es la disolución efectiva de la empresa. Dependiendo de los problemas que surjan en la verificación de los estados financieros, las deudas, el informe de los auditores, si es necesario, los procedimientos pueden llevar bastante tiempo.

El liquidador tiene la obligación, antes de solicitar la baja, de presentar a la Oficina de Registro Mercantil, el estado financiero final que se mencionará en el registro mercantil y se publicará en el Boletín Oficial de Rumania.

Teóricamente, en unos pocos días desde el momento en que se presentó la solicitud de cierre, ¡te quedaste sin sociedad!

Av.Niculae Naomi

 

NUEVAS MODIFICACIONES SOBRE LAS ACTIVIDADES QUE PUEDE REALIZAR UN ABOGADO EN EL REGISTRO MERCANTIL U OTRAS INSTITUCIONES

Venimos con buenas noticias. Ahora será más fácil obtener diferentes documentos mediante un abogado. Si estas en el extranjero y no quieres venir en persona para obtener los documentos no habrá problema. Nosotros lo hacemos por ti. A continuación, presentamos las últimas novedades:

-El ejemplar de firma requerido para los trámites en el Registro Mercantil podrá darse ante el abogado sobre el poder, siendo dicha firma suficiente para estos trámites. La firma del comerciante individual, administrador, etc., deberá darse personalmente ante el abogado y será utilizada durante toda la actividad. Así, el ejemplar de firma será la firma del poder que se presentará en original adjunto a la solicitud / solicitudes del Registro Mercantil.

-La declaración sobre el beneficiario real de la persona jurídica podrá darse ante el representante de la oficina de registro mercantil o podrá presentarse, personalmente o por medio de un representante, con fecha determinada, otorgada por notario público o acreditada por un abogado”.

-El certificado de antecedentes penales de las personas físicas también puede ser solicitado a través de sus apoderados, en el país, por el abogado de la persona física en base al poder legal emitido respetando la Ley núm. 51/1995.

-También podrán expedirse certificados de estado civil a otras personas a través del poder especial, así como a abogados apoderados por los titulares o por sus representantes legales, en base al poder legal.

Av. Niculae Naomi

¿CÓMO PUEDO SALIR DE UNA SOCIEDAD COMO SOCIO SI MI SOCIO NO QUIERE DEJARME SALIR?

Cuando comienzas un negocio, lo último en lo que piensas es en cómo terminará, especialmente si la persona con la que te has asociado es un buen amigo o socio que conoces desde hace mucho tiempo.

Si has llegado al punto en el que quieres salir, lo mejor es llevarse bien con tu socio, liquidar la empresa y eventualmente compartir lo que tienes ahí. Pero hablaremos de liquidación en otro artículo. También hay situaciones en las que no logras llegar a un acuerdo, y realmente tú quieres resolver este problema y salir de la empresa.

La salida de un socio de una empresa, puede estar motivada por varias razones, de las cuales ejemplificamos las siguientes:

-El socio ya no puede cumplir con las obligaciones que tiene en la empresa;

-Pérdida del ”affectio societatis” es decir, la voluntad de trabajar juntos para obtener beneficios, un asunto generado, normalmente, por los conflictos que se puede tener con los socios o por el hecho de que los demás socios actúen en detrimento de la empresa.

En cualquier caso, esta salida de la empresa puede ser una voluntaria, cuando el estatuto social te lo permite o cuando todos los socios entienden que es mejor que te retires y obtener el consentimiento de todos los socios, o tumultuosa, cuando tu socio, o uno de los socios, no lo hace y en consecuencia no obtengas el acuerdo unánime que necesitas.

La salida de un socio de una empresa es un derecho subjetivo previsto por la Ley de Sociedades Anónimas núm. 31/1990. Siempre debes recordar que tienes derecho a salir de una sociedad de la que no quieres formar parte.

Sin embargo, el derecho de salir debe ejercerse de buena fe, no en detrimento de la empresa ni de forma excesiva e irrazonable. Así, si quieres salir intempestivamente por tiempo indefinido, y las obligaciones que tienes como socio se interponen en tu camino y quieres deshacerte de ellas, averigua que el derecho de salir debe ejercitarse de acuerdo con lo establecido en los estatutos del acta constitutivo.

Otra solución que tiene a su disposición, además de las cláusulas para salir de los estatutos del acta constitutivo, es convencer a uno de los socios para que compre sus acciones o las transfiera a una persona ajena a la empresa (si tiene una cláusula que le otorga esta posibilidad). En cualquier caso, estas dos situaciones se realizan a través del Registro mmercantil y también requieren una decisión AGA que apruebe la transferencia (este tema lo trataremos en otro artículo).

Pero que sucede cuando a pesar de todo, tu socio no quiere dejarte salir de la empresa y no tienes ni cláusulas en el acta constitutivo y no tienes tampoco el voto unánime de los demás socios.

La Ley de Sociedades Anónimas nos ayuda y establece que un socio aún puede salir por buenas razones basadas en una decisión judicial, sujeta solo a apelación.

Es bueno saberlo: No importa si también eres administrador, incluso en este caso, puedes dirigirte al tribunal con una solicitud del socio para salir, en base a las disposiciones anteriores.

Atención: lo que hay que recordar es que la salid del socio de una empresa requiere tiempo y energía. No es un procedimiento fácil y debe realizarse correctamente para que no tenga problemas en el futuro.

¿Tienes problemas con tus socios y no sabes cómo arreglarlo? Nosotros lo hacemos por ti.

Av. Niculae Naomi

MODIFICACIÓN SOBRE EL RÉGIMEN JURÍDICO PARA LA VENTA DE TERRENOS AGRICOLAS

El régimen jurídico para la venta de los terrenos agrícolas se modificará de conformidad a la Ley 175/2020 a partir del 13 de octubre. Entre las novedades se encuentra la ampliación del círculo de personas con derecho de tanteo. Quedan incluidos dentro de esta categoría: Coproprietarios, familiares hasta el tercer grado, otros arrendatarios o propietarios de explotaciones agrícolas vecinas, agricultores jóvenes, instituciones del Estado, personas residentes en la respectiva unidad territorial. A su vez estas personas deberán cumplir con una serie de requisitos, tal y como son, para el caso de los arrendatarios, su domicilio en territorio nacional por un periodo de 5 años anteriores. De esta forma, se limita el derecho de adquisición de terrenos agrícolas por sociedades comerciales a los casos en los que estas puedan demostrar realizar actividades agrícolas por plazo superior a 5 años, resultando ingresos por el ejercicio de esta actividad superiores al 75%.

Otra novedad es la introducción de una tasa de penalización en valor del 80% de la ganancia por la venta de los terrenos antes de la expiración de un plazo de 8 años. Esta penalización es aplicable a todas las categorías de adquirientes e incluso para los supuestos en los que el cambio de titularidad se realice mediante la venta de participaciones sociales.

La ley prevé un protocolo de publicación previa de la oferta de venta, en el que los alcaldes están obligados a notificar a las personas con derecho de tanteo; previendo incluso el supuesto de obligar a su repetición para el supuesto en el que un ofertante de rango inferior ofreciera un precio de compra superior.

Para aclarar la información contenida en este artículo o para recibir más información sobre las modificaciones introducidas por esta ley, sugerimos contactar con nuestro despacho.

Abogado

NICULAE EVELINA

NUEVAS MODIFICACIONES DE LA LEY DE SOCIEDADES EN RUMANÍA

La nueva ley de reforma de la Ley de Sociedades, Ley 31/1990, se ocupa principalmente en reducir los requisitos para la constitución y funcionamiento de las sociedades mercantiles en Rumanía.

En este sentido, señalamos:

A partir de esta reforma se permite el control por una misma persona de varias sociedades de responsabilidad Limitada (S.R.L), en concepto de único socio., Por lo que, siendo el caso, se elimina la obligación de presentar la declaración de responsabilidad sobre la calidad de socio único.

También se elimina el requisito de disponer de un espacio único de sede social para cada sociedad. Es decir, el domicilio social de una sociedad no está vinculado a un espacio determinado dentro de un inmueble; por lo que una dirección postal puede servir de sede social a un número indeterminado de sociedades.

Asimismo, si la sociedad no desarrolla en la sede social otra actividad económica diferente de la puramente administrativa, tampoco necesitará del consentimiento de los vecinos inmediatos a izquierda y derecha, inferior y superior, así como el acuerdo expreso y por escrito de la asociación de propietarios, sino que será suficiente disponer de la declaración bajo su propia responsabilidad del administrador.

Como se puede observar las novedades sobre la Ley de Sociedades son pocos pero de gran relevancia para las personas que quieran iniciarse en este sector.

Abogado

NICULAE NAOMI

PRÓRROGA PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA OBLIGACIÓN DE PRESENTACIÓN ANTE EL REGISTRO MERCANTIL DE LA DECLARACIÓN DE BENEFICIARIOS REALES

Al tenor de la Ley 129/2019 para la prevención y lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo, todas sociedades de capital con sede social en Rumanía tienen la obligación de declarar ante el Registro Mercantil competente por razón del territorio, la identidad de sus beneficiarios reales.
De conformidad a la misma ley, y en lo relativo el ámbito societario, debemos entender como beneficiario real a aquella persona o personas físicas que en último término posean o controlen, directa o indirectamente, un porcentaje superior al 25 por ciento de los derechos de voto de una persona jurídica.
Dicha declaración refiere no sólo a los datos de identidad de las personas que puedan ser identificadas como beneficiarios reales de una sociedad de capital, sino también a la modalidad en que dicho control se ejerce.
En este sentido, corresponde a los socios de todas las sociedades de capital con domicilio social en Rumanía declarar al Registro Mercantil la identidad de los beneficiarios reales cada vez que decidan:
– Registrar una nueva sociedad de capital;
– Modificación del accionariado/partícipes, siempre que estos sean personas jurídicas;
– Tras la aprobación de las cuentas anuales, dentro del plazo de 15 días.
Para el supuesto que el administrador de una sociedad de capital no cumpla con la obligación de presentación de la correspondiente declaración para la identificación de los beneficiarios reales como más tarde antes del 1 de noviembre de 2020, dicho incumplimiento se sancionará con multas de 5.000 a 10.000 lei.

APLAZAMIENTO Y CONDICIONES DE LAS JUNTAS GENERALES DE SOCIOS (COVID-19)

En el contexto actual de limitación del derecho a la libre circulación, respectivamente, de imposición de medidas de distanciamiento social, el Gobierno rumano ha aprobado la OUG 62/2020, con la intención de ofrecer alternativas que ayuden a las sociedades a cumplir con los requisitos para la celebración de juntas generales de conformidad a la Ley 31/1990.

Las disposiciones de OUG 62/2020 son aplicables:

  • Juntas Generales convocadas durante el estado de emergencia, cuya celebración tenga lugar con posterioridad a su terminación;
  • Juntas Generales convocadas en el periodo de 2 meses inmediatamente posterior a la terminación del estado de emergencia.

Concretamente, del 8 de mayo al 14 de julio 2020, las juntas generales de socios podrán celebrarse con indiferencia a las previsiones estatutarias de conformidad a las siguientes reglas:

Convocatoria:

  • Mediante publicación del anuncio en el Boletín Oficial de Rumania, parte IV, y en un periódico de amplia circulación;
  • Mediante notificación a la dirección facilitada por el socio (postal, fax, electrónica);

Las personas habilitadas para proceder con el anuncio de la convocatoria deberán decidir, en cada caso, la forma que entienden más adecuada. No obstante, en el supuesto de disponer la sociedad de página web deberá publicar también en esta el anuncio de la convocatoria. La información y documentos relacionados con los temas incluidos el orden del día (cuentas anuales, informes de situación, auditorias, etc.) deberán ser asimismo comunicados a los socios, con cargo a la sociedad.

Celebración/transmisión del voto:

  • Indiferente de las previsiones estatutarias se admite en todo caso el voto a distancia de los socios por cualquiera medio que asegure la confirmación de la recepción;
  • El voto deberá expresar con claridad el sentido de su decisión respecto de cada uno de los puntos contenidos en el orden del día;
  • En el supuesto de emitirse el voto en forma electrónica, deberá hacerse uso de la firma electrónica extendida;

Particularidades en la redacción del acta de la junta:

  • Se deberá hacer constar además de requisitos tradicionales, todos los aspectos relativos a la modalidad de publicación y/o comunicación del anuncio/s de la convocatoria;
  • Se deberá hacer constar la modalidad en la que se ha efectuado el voto de cada socio, valorando en cada caso si el voto ha sido emitido válidamente;

Las sociedades que opten por celebrar las juntas por teleconferencia o videoconferencia deberán asegurar:

  • Cumplir ciertos criterios técnicos, como son la identificación de los participantes, la transmisión bidireccional y en tiempo real de la comunicación, además de la posibilidad de expresar y registrar el voto durante la reunión.